¿QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE EL NUEVO CRITERIO DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO (CRITERIO TÉCNICO 103/2020) EN RELACIÓN CON LAS MEDIDAS SANITARIAS DE PREVENCIÓN E HIGIENE PARA HACER FRENTE AL COVID19?

¿QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE EL NUEVO CRITERIO DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO (CRITERIO TÉCNICO 103/2020) EN RELACIÓN CON LAS MEDIDAS SANITARIAS DE PREVENCIÓN E HIGIENE PARA HACER FRENTE AL COVID19?

Fuente El Foro de Labos y Nuevo criterio técnico ITSS 103/2020

Son muchas y muy interesantes las cuestiones que ha establecido y aclarado la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con el nuevo Criterio Técnico 103/2020 sobre la habilitación que le ha dado el RD-Ley 21/2020, en relación con las medidas de prevención e higiene para hacer frente a la crisis del Covid19. En este post vamos a intentar explicar los aspectos más relevantes de este criterio, al objeto de que pueda ser útil su lectura para empresas, trabajadores y, en general, para agentes sociales que necesiten tener en cuenta este Criterio. Sólo un inciso antes de comenzar, y es que con este Criterio, queda derogado, en buena parte, aunque no en su totalidad, el Criterio Operativo 102/2020 de la ITSS.

El actual art. 31.4, 5 y 6 del RD-Ley 21/2020, de 9 de junio, establece expresamente la habilitación a los funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), a los Subinspectores de la escala de Seguridad y Salud, y a los funcionarios habilitados de las CCAA, para vigilar, comprobar y realizar requerimientos, por el incumplimiento por parte de los empresarios de las medidas de salud pública establecidas en el art. 7.1 a), b) c) y d) (en este último caso, cuando afecten a personas trabajadoras). En el caso de los Inspectores y Subinspectores, además, podrán extender actas de infracción.

Varias son las cuestiones que debemos tener en cuenta antes de entrar a conocer el ámbito material de esta habilitación que ha hecho la norma:

1) La primera, que se trata, todas ellas, de medidas de salud pública y no de medidas de prevención de riesgos laborales

2) La habilitación debe entenderse solo respecto de las medidas que expresamente preve la norma. Por tanto, se excluyen otras medidas que el RD-Ley 21/2020 establece, como el control y limitación de aforo de clientes o usuarios en las empresas, el control de personas sintomáticas o positivas por Covid19 en los centros de trabajo, el control y vigilancia de la actuación de una persona que empiece a tener síntomas en el centro de trabajo, o el control de la detección precoz, control de fuentes de infección y vigilancia epidemiológica.

3) La limitación material de esta habilitación no excluye la necesidad de comunicar a las autoridades sanitarias cualquier incumplimiento que detecte el funcionario de la ITSS en el curso de una actuación inspectora. Para ello, se establece un anexo de medidos de coordinación en el propio Criterio 103/2020.

4) Con esta habilitación el funcionario de la ITSS puede vigilar, requerir o levantar actas de infracción, en relación con las medidas sanitarias a las que a continuación nos referiremos. Pero no estarían facultados para proceder a la paralización de trabajos o tareas respecto del incumplimiento de estas medidas sanitarias. Cuando el inspector actuante detecte la posibilidad de riesgo de contagios de los trabajadores, podrán remitir un informe a las autoridades sanitarias para que se proceda a la adopción de medidas cautelares como el cierre preventivo de las instalaciones, establecimientos, servicios e industrias, y las suspensión del ejercicio de actividades (art. 54.2 c) y d) de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, general de Salud Pública).

5) En relación con el ámbito subjetivo de la habilitación, el criterio concreta que la persona sobre la que recae la obligación y responsabilidad del cumplimiento de las medidas Covid19 es el empleador. Podría caber alguna duda respecto al director de centros y entidades por la referencia recogida en el art. 7 RD 21/2020, pero la tipificación de la infracción del art. 31.5 RD-Ley 21/2020 hace referencia solo al empleador. Por tanto, la ITSS considera que sujeto responsable es solo el empresario en los términos del art. 1.2 ET, por lo que no lo serán los titulares de centro de trabajo y actividades económicas respecto de personas trabajadoras en relación con las cuales no ostenten la condición de empleadores.

6) Por último, en lo que se refiere al ámbito espacial, la exposición de motivos del RD-Ley 21/2020 hace referencia al concepto «entorno de trabajo», por lo que la habilitación para la vigilancia y control de las medidas no se debe limitar solo al centro de trabajo. En este sentido, la ITSS hace 2 precisiones en virtud de su actual art. 19 de la Ley 23/2015, de 21 de julio, ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (modificado por el art. 5 RD-Ley 5/2020, de 25 de febrero):

La primera, en relación con los medios de transporte, no se puede considerar dentro del ámbito de actuación de la ITSS los medios de transporte puestos a disposición de la empresa solo para desplazarse a los lugares de trabajo, ni los vehículos de transporte de viajeros. En estos casos, cuando se detecte un incumplimiento se informará a las autoridades sanitarias a través de los medios de coordinación del Anexo del Criterio. Sólo se puede considerar dentro de la habilitación a la ITSS, los vehículos y medios de transporte en los que se preste el trabajo.
La segunda, en relación con los alojamientos, estos se encuentran dentro del ámbito de actuación de la ITSS y de la habilitación, ya se localicen dentro o fuera de los centros y lugares de trabajo, cuando son puestos a disposición por el empresario. Cuando el alojamiento coincida con el domicilio de los trabajadores, será necesario obtener el consentimiento expreso del trabajador o una autorización judicial para proceder a realizar las inspecciones pertinentes.

Entrando ya en el ámbito material, no hay que perder de vista que se podría dar el caso de que una empresa incumpliera varias de las medidas previstas (distintos preceptos), por lo que habría distintas infracciones y por tanto, distintas sanciones. Incluso un mismo precepto puede dar lugar a incumplimientos de distintas obligaciones, que también podrían considerarse infracciones independientes.

Dicho esto, ahora sí, ¿Cuáles son las medidas sanitarias sobre la que es competente la ITSS?. El art. 7 RD-Ley 2020 establece en sus apartados a), b) c) y d) una serie de medidas respecto de las cuales el Criterio de la ITSS hace algunas apreciaciones:

Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos. Se trata en este caso de distintas mediadas en cuanto a su contenido, por lo que el incumplimiento de cada una constituye una infracción. Los protocolos a los que se refiere la norma serán protocolos específicos de las empresas. Y, en la valoración que debe hacer la ITSS sobre la adecuación de estas medidas en cada entorno de trabajo, esta debe tener en cuenta los documentos técnicos del Ministerio de Sanidad y del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, así como Guías y Directrices de buenas prácticas.

Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón o geles hidroalcoholicos o desinfectantes autorizados por el Ministerio de Santidad para la limpieza de manos. Esta medida resulta muy interesante, por cuanto tiene su homóloga en materia de prevención de riesgos laborales. El RD 486/1997, de 14 de abril, de disposiciones mínimas de seguridad y salud en lugares de trabajo, recoge en sus anexos II y V, medidas de limpieza, ventilación y obligación de poner a disposición de los trabajadores agua y jabón. Así las cosas, el Criterio ha previsto que esta situación supone un concurso de normas, ya que una única conducta daría lugar a la infracción de dos normas, por lo que habría que decidir cuál de ellas tendrá prioridad aplicativa. Para determinarlo habrá que estar al objeto concreto de la propia actuación inspectora.

Adaptar las condiciones de trabajo de forma que se garantice el mantenimiento de la distancia de seguridad y cuando ello no sea posible se deberá proporcionar equipos de protección individual adecuados. A estos efectos, la ITSS lo primero que va a comprobar, es que se garantiza la distancia entre los puestos de trabajo, y que para ello, se han adaptado las condiciones de trabajo, o se han organizado turnos para conseguirlo, y si se han planificado el uso de los lugares comunes de los centros de trabajo (vestuarios, lugares de descanso, aseos, comedores, etc.). Por tanto, solamente si no ha sido posible conseguir la distancia de seguridad, es cuando surge la obligación de proporcionar a los trabajadores equipos de protección adecuados. Para ello habrá que evaluar el nivel de riesgo para cada puesto de trabajo teniendo en cuenta si las personas que lo ocupan pertenecen a colectivos vulnerables. Además, la ITSS tendrá presente que la mayor parte de las CCAA han venido estableciendo el uso obligatorio de mascarillas, o cualquier otra norma que se haya desarrollado, conforme a su competencia para completar la normativa básica estatal.

Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas en los centros de trabajo. Recordemos que solo se prevé la habilitación de la ITSS cuando la medida afecte a trabajadores, por lo que habrá que valorar si se han adoptado medidas en las franjas horarias de mayor afluencia. En este aspecto, nos preguntamos qué sucede con los trabajadores de empresas subcontratadas que prestan servicios en el centro de trabajo de otro empresario. Entendemos que debieran coordinarse estas medidas entre ambos empleadores, ya que se trata en todo caso de trabajadores, y no de clientes o usuarios, por lo que la ITSS también deberá tenerlo en cuenta en sus actuaciones.

Obligaciones conexas que no aparecen como tal, pero que están íntimamente unidas a las medidas expresas:

Información y formación de las personas trabajadoras para la correcta implantación de estas medidas. En este caso, la infracción de esta obligación constituiría infracción.
Documentación de las medidas. En este caso resulta aconsejable y conveniente recoger documentalmente las medidas, pero su falta no se puede constituir una infracción, porque no queda recogido en modo alguno en ninguna norma.

Participación de los trabajadores en el proceso de aprobación de las medidas. En este caso, el incumplimiento es constitutivo de infracción del art. 64.1 ET, por lo que se trataría de una infracción laboral.

La calificación de estas infracciones, será de infracción grave según establece el art. 31.5 RD-Ley 21/2020, que será asimilada a las infracciones graves de PRL reguladas en la LISOS. Los criterios de graduación, y el establecimiento de la cuantía de la sanción se remiten también a la LISOS (arts. 39 y 40.2).

EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Las normas de PRL mantienen su vigencia. Por tanto, medidas sanitarias y medidas de PRL son perfectamente compatibles. En aquellas empresas a las que se aplica el RD 664/1997, de 12 de mayo, de protección de trabajadores frente al riesgo biológico, sigue vigente el Criterio Operativo 102/2020 de la ITSS; y en aquellas empresas cuya actividad queda excluida del ámbito de aplicación del RD 664/1997, la aplicación del art. 7 del RD-Ley 21/2020, podría tener incidencia en el normal desarrollo de la actividad, y por tanto, ser medidas generadoras de otros riesgos laborales como consecuencia de los cambios introducidos en la organización y en la ordenación de la actividad laboral. Respecto de estos riesgos nuevos si que resulta de aplicación la LPRL en toda su extensión.

Pero no sólo esto. Estos cambios organizativos realizados como consecuencia de la implantación de las medidas sanitarias, pueden afectar al cumplimiento de la normativa laboral en su conjunto, por lo que desde la ITSS habrá que estar a posibles incumplimientos de normas relacionados con horarios, jornadas, turnos, periodos de descanso, flexibilización horaria, teletrabajo, etc.

Se trata, sin duda, de un Criterio extenso, que ha querido solucionar todos los posibles interrogantes que podía plantear el RD-Ley al hacer la habilitación a la ITSS. Muchas cuestiones han quedado resueltas, aunque creemos que, como siempre ocurre en el ámbito jurídico, el camino se hace al andar. Veremos realmente cómo se van sucediendo los acontecimientos, cuando la ITSS se enfrente a cada una de las situaciones que se encuentre en su labor de control y vigilancia del cumplimiento de la normativa, ahora también sanitaria…

Si desea pedir una cita sobre esta u otra cuestión relacionada con el Derecho del Trabajo, no dude en contactarnos para pedir una cita:

Teléfono 822178769.
Email info@mborgesabogados.com
O a través del formulario de contacto de nuestra web

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 3783

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 3783