ES VÁLIDO EL DESPIDO COMUNICADO CON POSTERIORIDAD A LA DEMANDA DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO POR INCUMPLIMIENTO EMPRESARIAL

ES VÁLIDO EL DESPIDO COMUNICADO CON POSTERIORIDAD A LA DEMANDA DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO POR INCUMPLIMIENTO EMPRESARIAL

Fuente ADN Social y STS unif doctrina14-5-20

La resolución judicial del contrato a instancia del trabajador por incumplimiento empresarial exige que la relación laboral esté vigente en el momento en que el órgano judicial se pronuncia sobre la concurrencia de la causa alegada como justificativa de la extinción. No se reúne este requisito, produciéndose la pérdida sobrevenida del objeto del proceso si, con posterioridad a la demanda y antes de la resolución judicial, el empresario despide disciplinariamente al trabajador sin que este lo impugne.

Vigencia de la relación laboral

Tras el disfrute de una excedencia para el cuidado de sus hijos y la posterior reducción de jornada con el mismo fin, la trabajadora presenta, el 20-9-16, demanda de extinción del contrato por acoso laboral. El 26-9-16, el JS acuerda como medida cautelar eximir a la trabajadora de la prestación de servicios durante la tramitación de los autos, y el 14-11-16 dicta sentencia estimatoria de la demanda declarando extinguida la relación laboral. No obstante, el 9-3-17 se declaró en suplicación la nulidad de lo actuado por defectos procesales, reponiéndose las actuaciones al JS. En el ínterin, la trabajadora fue objeto de despido disciplinario con efectos de 29-12-16, despido que no recurrió.

Retomando las actuaciones, el JS declara de nuevo extinguida la relación laboral mediante sentencia de 4-7-17 que el TSJ Burgos revoca por pérdida sobrevenida del objeto ya que, a su entender, en el momento de la celebración del juicio -y, por tanto, al dictarse la sentencia del Juzgado-, la relación laboral ya no estaba vigente porque la trabajadora había sido objeto de un despido disciplinario que no impugnó. La trabajadora recurre en casación para la unificación de doctrina.

Es criterio general del TS que para la viabilidad de la acción de resolución del contrato por parte del trabajador por incumplimientos empresariales es preciso que la relación laboral esté vigente en el momento en que el órgano judicial se pronuncia sobre la concurrencia de la causa alegada, dado que la extinción del contrato se produce por la sentencia firme que declara que el empresario ha incurrido en la causa invocada (TS 6-11-17, EDJ 237194). Excepcionalmente se admite la posibilidad de cese voluntario en la prestación de servicios al tiempo de formular la demanda cuando el mantenimiento de la relación laboral pudiera ocasionar al trabajador un grave perjuicio. Pero en el caso analizado, esta eventualidad quedó plenamente cubierta a través de la adopción de medidas cautelares.

También se ha mantenido que no puede entenderse vigente la relación laboral si, con posterioridad a la papeleta de conciliación pero antes de la presentación de la demanda, el trabajador había sido despedido (TS 10-10-17, EDJ 227358). Aunque en el caso analizado el despido se produce después de la demanda presentada por la trabajadora, el TS considera que la solución a alcanzar debe de ser la misma por las siguientes razones:

1. Al no impugnar el despido, se entiende que la trabajadora consiente la ruptura de la relación contractual en una fecha en la que no había obtenido todavía sentencia favorable firme sobre su pretensión extintiva.

2. Sólo la impugnación del despido hubiera permitido un eventual análisis de ambas causas de finalización de la relación laboral. La acumulación de las dos acciones, además, hubiera permitido debatir y resolver las dos cuestiones, incorporando, para ello, el examen sobre la eventual conexión entre las causas últimas de la extinción y del despido.

Pero, nada de esto sucede en este caso en el que la trabajadora es despedida sin reacción alguna por su parte. Por ello, la relación laboral quedó definitivamente extinguida en la fecha del despido, razón por la que ya no era posible declarar la extinción de un contrato que ya no estaba en vigor. Resulta irrelevante la circunstancia de que se mantuviera vigente la medida cautelar, puesto que la suspensión de la prestación efectiva de servicios que con ella se había decretado no es un obstáculo para sostener que la relación estuvo viva hasta la fecha del despido.

Por ello, el TS desestima el recurso de casación para la unificación de doctrina.

Si desea realizar una consulta sobre este u otro tema relacionado con el Derecho del Trabajo, no dude en contactarnos para pedir una cita:

Teléfono 822 178 769.
Email.- info@mborgesabogados.com
O a través del formulario de contacto de nuestra web.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-content/plugins/complianz-gdpr/class-cookie-blocker.php on line 366