EL REAL DECRETO-LEY 8/2019, DE MEDIDAS URGENTES DE PROTECCIÓN SOCIAL Y DE LUCHA CONTRA LA PRECARIEDAD LABORAL EN LA JORNADA DE TRABAJO. ANÁLISIS DE SUS NOVEDADES (I)

EL REAL DECRETO-LEY 8/2019, DE MEDIDAS URGENTES DE PROTECCIÓN SOCIAL Y DE LUCHA CONTRA LA PRECARIEDAD LABORAL EN LA JORNADA DE TRABAJO. ANÁLISIS DE SUS NOVEDADES (I)

NUEVAS MODIFICACIONES MEDIANTE OTRO DECRETO LEY

Pues si hace pocos días teníamos un Decreto-Ley con importantes modificaciones en la legislación laboral, hoy día 12 de marzo se ha publicado el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, que nos trae nuevas modificaciones en el ámbito de Seguridad Social, como la nueva regulación del subsidio de desempleo para personas trabajadoras con 52 años; los importes de determinadas pensiones de incapacidad permanente; una nueva disposición de los importes de las prestaciones familiares de la Seguridad Social en su modalidad no contributiva; la reducción de cotizaciones en el caso de los trabajadores por cuenta ajena agrarios en períodos de inactividad; nuevas bonificaciones de cotización a la Seguridad Social en ciertos supuestos, el registro horario, etc.

Algo que me ha llamado la atención respecto al anterior Decreto-Ley publicado que tenía una exposición de motivos bastante exigua, aquí la norma tiene un preámbulo extenso y justificado de las razones de su aprobación, así como la adecuación del contenido de los mismos a las exigencias del artículo 86 de la Constitución. Es un dato sin mucha importancia pero bueno, ahí queda.

Pues bien en este primer análisis de la norma vamos a tratar algunas de las novedades, dejando el tema del registro horario y algunas cuestiones más a otra entrada posterior, para que no sea muy larga en extensión.

EL NUEVO SUBSIDIO POR DESEMPLEO PARA PERSONAS TRABAJADORAS CON 52 AÑOS

La norma, en su artículo 1 modifica la regulación de este subsidio de desempleo y trae las siguientes novedades:

a) Ahora podrán acceder al mismo los trabajadores mayores de 52 años (frente a los 55 años anteriores), siempre que las personas interesadas se encuentren en alguno de los supuestos contemplados en el artículo 274 de la Ley General de la Seguridad Social, hayan cotizado por desempleo al menos durante 6 años a lo largo de su vida laboral y acrediten que, en el momento de la solicitud, reúnen todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social.

Establece la norma una precisión al afirmar que “Si en la fecha en que se encuentren en alguno de los supuestos previstos en los apartados anteriores, los trabajadores no hubieran cumplido la edad de cincuenta y dos años, pero, desde dicha fecha, permanecieran inscritos ininterrumpidamente como demandantes de empleo en los servicios públicos de empleo, podrán solicitar el subsidio cuando cumplan esa edad. A estos efectos, se entenderá cumplido el requisito de inscripción ininterrumpida cuando cada una de las posibles interrupciones haya tenido una duración inferior a noventa días, no computándose los períodos que correspondan a la realización de actividad por cuenta propia o ajena. En este último caso, el trabajador no podrá acceder al subsidio cuando el cese en el último trabajo fuera voluntario”.

Recibe todas las novedades de la web gratis. De regalo te mando mi ebook «Intimidad, nuevas tecnologías y Derecho Laboral»

b) El acceso a este subsidio se condiciona al requisito de carencia de rentas, considerándose cumplido el mismo cuando la persona solicitante o beneficiaria carezca de rentas de cualquier naturaleza superiores, en cómputo mensual, al 75% del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

c) Se modifica también la duración del subsidio, pues si en la legislación anterior y manteniendo el cumplimiento de los requisitos exigidos, la percepción del mismo se extendía, como máximo, hasta que el trabajador alcanzara la edad que le permitiera acceder a la pensión contributiva de jubilación, en cualquiera de sus modalidades, ahora la duración se extiende hasta que el trabajador alcance la edad ordinaria que se exija en cada caso para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación.

d) Lo que si mantiene la norma es el importe del subsidio por desempleo (80% del IPREM), si bien se elimina la reducción del mismo, en los casos de pérdida anterior de un trabajo a tiempo parcial, que, por el contrario, sigue operando para el resto de los subsidios.

e) También se mantiene la obligación del Servicio Público de Empleo Estatal de cotizar por el beneficiario a la Seguridad Social por la contingencia de jubilación, pero se incrementa la base de cotización, a efectos de la cotización por jubilación, durante la percepción del subsidio, que pasa desde el tope mínimo de cotización que esté vigente en cada momento, al 125% de dicha magnitud.

Para finalizar, en relación a la aplicación de estas modificaciones, el apartado 2 de la disposición final sexta de la norma prevé que con carácter general, la nueva regulación del subsidio para mayores de 52 años se aplicará a los derechos al subsidio que nazcan o se reanuden a partir de su entrada en vigor, es decir, el día 13 de marzo de 2019, así como a los que en dicha fecha se estén percibiendo por sus beneficiarios.

LAS CUANTÍAS MÍNIMAS DE LAS PENSIONES DE INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL

Otra novedad la tenemos en el artículo 3 de la norma, el cual modifica el importe de la pensión mínima en los casos de pensiones de incapacidad permanente total derivada de enfermedad común para menores de 60 años, que, en función de la situación familiar, pasan a tener la siguiente cuantía anual:

Con cónyuge a cargo – Euros/año: 6.991,60

Sin cónyuge: unidad económica unipersonal – Euros/año: 6.991,60

Con cónyuge no a cargo – Euros/año: 6.930,00

La norma también precisa que “La financiación de esta medida se realizará mediante una mayor transferencia del Estado a la Seguridad Social en el concepto de aportación del Estado para complementos a mínimos”.

UNA NUEVA REGULACIÓN DE LAS PRESTACIONES FAMILIARES DE LA SEGURIDAD SOCIAL POR HIJO A CARGO

La norma también modifica las prestaciones familiares con menores ingresos. Los importes ahora pasan a ser los siguientes:

a) Con carácter general, el importe de la asignación económica por hijo o menor a cargo, con menos de 18 años y no discapacitado, se sitúa en 341 euros/año. Estos importes entran en vigor el día primero del mes siguiente a su publicación, es decir, el día 1 de abril de 2019, conforme prevé el apartado 3 de la disposición final sexta del mismo.

El acceso al reconocimiento y el percibo de estas prestaciones quedan condicionados a que la acreditación de ingresos no superen un determinado límite que se sitúa en 12.313,00 euros anuales y, si se trata de familias numerosas, en 18.532,00 euros, incrementándose en 3.002 euros por cada hijo a cargo a partir del cuarto, éste incluido.

b) Como novedad, la cuantía de la asignación económica citada pasa a ser, en cómputo anual, de 588 euros, en los casos en que los ingresos del hogar sean inferiores según la escala que establece la norma y que podéis ver en el enlace del comienzo de esta entrada.

PROTECCIÓN SOCIAL DE LAS PERSONAS TRABAJADORAS EN EL SECTOR MARÍTIMO-PESQUERO

Como ya sabemos y hemos analizado en otra entrada de la web, el Real Decreto-Ley 6/2019 ha modificado el ámbito de la cobertura social proporcionada por la Seguridad Social ante la situaciones de nacimiento y cuidado de menor o adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, así como establece una nueva prestación de la Seguridad Social, “prestación económica por ejercicio corresponsable del cuidado del lactante”, con el objetivo de prever una renta económica de sustitución del salario dejado de percibir, en los casos de reducción de jornada, en los supuestos de lactancia de mayor de 9 meses y menor de 12, en los términos previstos en el artículo 37.4 del ET.

Pues bien, esta nueva regulación, según la norma, se extendía al Régimen Especial de la Minería del Carbón, así como a los trabajadores por cuenta propia, pero no se había dado dicha circunstancia con relación al Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

Al objeto de completa dicha laguna, el artículo 4 de la nueva norma modifica la Ley 47/2015, de 21 de octubre, reguladora de la protección social de las personas trabajadoras del sector marítimo-pesquero, en los siguientes términos:

a) Se incorporan las prestaciones económicas por nacimiento y cuidado de menor y por ejercicio corresponsable del cuidado del lactante.

b) Respecto de la prestación económica por nacimiento y cuidado de menor, se precisa que la misma se otorgará a las personas trabajadoras por cuenta ajena y por cuenta propia del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar “en las mismas condiciones y con los mismos requisitos que los establecidos en la normativa vigente del Régimen General o, en su caso, del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos”, si bien en relación con la fórmula de determinación de la base reguladora de la prestación económica por nacimiento y cuidado de menor, la misma es exclusivamente de aplicación a las personas trabajadoras por cuenta propia del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar que queden incluidas en el grupo primero de cotización, en tanto que respecto de las que queden incluidas en los grupos segundo y tercero la base reguladora de dicha prestación económica continuará siendo equivalente a la que esté establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias comunes.

Igualmente, afirma la norma que “A los efectos de la prestación por nacimiento y cuidado de menor se consideran situaciones protegidas el nacimiento, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las comunidades autónomas que lo regulen, de acuerdo con lo dispuesto en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social”.

c) Modifica el artículo 25, antes dedicado a la prestación por paternidad, para regular en el mismo la nueva prestación económica por corresponsabilidad en el cuidado del lactante, previendo su otorgamiento a las personas trabajadoras por cuenta ajena y por cuenta propia del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar en las mismas condiciones y con los mismos requisitos que en la normativa vigente del Régimen General, o en su caso, del RETA.

REDUCCIÓN DE LAS CUOTAS A ABONAR EN LOS PERÍODOS DE INACTIVIDAD EN LOS SUPUESTOS DE TRABAJADORES AGRARIOS POR CUENTA AJENA

El artículo 5 de la norma modifica el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, y se añade una nueva medida, de modo que, con efectos desde el 1 de enero de 2019, a los trabajadores que hubiesen realizado un máximo de 55 jornadas reales cotizadas en el año 2018, se les aplicará a las cuotas resultantes durante los periodos de inactividad en 2019 una reducción del 14,6%.

MEDIDAS DE FOMENTO DEL EMPLEO INDEFINIDO

El nuevo Real Decreto-Ley contiene también medidas para el fomento del empleo indefinido, en su artículo 7.

La primera de ellas va dirigida a las empresas “que ocupen a trabajadores encuadrados en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios establecido en el Régimen General de la Seguridad Social”, que transformen, antes del 1 de enero de 2020, los contratos de trabajo de duración temporal suscritos con esas personas trabajadoras, cualquiera que sea la fecha de su celebración, en contratos de duración indefinida, incluidos los contratos fijos-discontinuos. Estos beneficios consisten en bonificaciones en la cuota empresarial por contingencias comunes a la Seguridad Social, durante los 2 años siguientes a la transformación del contrato, en los términos siguientes:

a) Si el contrato se refiere a trabajadores encuadrados en el grupo 1 de cotización, con cotización por bases mensuales, y que tengan una base de cotización mensual inferior a 1.800 euros, la bonificación será de 40 euros/mes (480 euros/año). En el caso de trabajadoras, dichas bonificaciones serán de 53,33 euros/mes (640 euros/año).

b) Si el contrato se refiere a trabajadores encuadrados en el grupo 1 de cotización, que coticen por jornadas reales trabajadas y su base de cotización diaria sea inferior a 81 euros, la bonificación será de 2 euros/día. En el caso de trabajadoras, las bonificaciones serán de 2,66 euros/día.

c) Si el contrato se refiere a trabajadores encuadrados en alguno de los grupos de cotización entre el 2 y el 11, que tenga una base de cotización mensual inferior a 1.800 euros o una base diaria inferior a 81,82, la bonificación se corresponderá con la cuantía necesaria para que la cuota resultante por contingencias comunes no supere los 88,15 euros/mes, o los 4,01 euros por jornada real trabajada. En el caso de trabajadoras, la bonificación se corresponderá con la cuantía necesaria para que la cuota resultante por contingencias comunes no supere los 58,77 euros/mes, o los 2,68 euros por jornada real trabajada.

d) En todo caso, las bonificaciones no resultan de aplicación durante las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural, así como nacimiento y cuidado del menor causadas durante la situación de actividad.

e) Para la aplicación de estos incentivos “la empresa debe mantener en el empleo a la persona trabajadora contratada al menos tres años desde la fecha de transformación del contrato. En caso de incumplimiento de esta obligación se deberá proceder al reintegro del incentivo”.

La segunda medida, regulada en su artículo 8 se refiere a los casos de empleadores que contraten indefinidamente a personas desempleadas e inscritas en la oficina de empleo al menos 12 meses en los 18 meses anteriores a la contratación. En estos supuestos, y desde la fecha de celebración del contrato, tendrán derecho a las siguientes bonificaciones:

a) Una bonificación mensual de la cuota empresarial a la Seguridad Social o, en su caso, por su equivalente diario, por trabajador contratado de 108,33 euros/mes (1.300 euros/año) durante 3 años.

Cuando estos contratos se concierten con mujeres, las bonificaciones indicadas serán de 125 euros/mes (1.500 euros/año) durante 3 años.

b) Si el contrato se celebra a tiempo parcial las bonificaciones se disfrutarán de manera proporcional a la jornada de trabajo pactada en el contrato.

c) Para la aplicación de este incentivo la empresa debe mantener en el empleo a la persona trabajadora contratada al menos tres años desde la fecha de inicio de la relación laboral. Asimismo, debe mantener el nivel de empleo en la empresa alcanzado con el contrato durante, al menos, 2 años desde la celebración del mismo. En caso de incumplimiento de estas obligaciones se debe proceder al reintegro del incentivo.

Para finalizar, el artículo 9 de la norma trae una medida de apoyo a la prolongación del periodo de actividad de las personas trabajadoras con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo y comercio y hostelería vinculados a la actividad turística.

Conforme a este artículo “las empresas, excluidas las pertenecientes al sector público, dedicadas a actividades encuadradas en los sectores de turismo, así como los de comercio y hostelería, siempre que se encuentren vinculados a dicho sector del turismo, que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo y de noviembre de cada año y que inicien y/o mantengan en alta durante dichos meses la ocupación de las personas trabajadoras con contratos de carácter fijo discontinuo, pueden aplicar una bonificación en dichos meses del 50 % de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de desempleo, FOGASA y formación profesional de dichas personas trabajadoras”.

Si desea realizar una consulta sobre este u otro aspecto relacionado con el Derecho del Trabajo no dude en contactarnos para pedir una cita:

Teléfono 822 178 769
Email info@mborgesabogados.com
O a través del formulario de contacto en nuestra página web.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-content/plugins/complianz-gdpr/class-cookie-blocker.php on line 366