SE DECLARA LABORAL LA RELACIÓN ENTRE EL PARTICIPANTE EN UN REALITY Y LA PRODUCTORA

SE DECLARA LABORAL LA RELACIÓN ENTRE EL PARTICIPANTE EN UN REALITY Y LA PRODUCTORA

Fuente ADN Social y sentencia TSJ Madrid 16-7-18

Existe una relación laboral especial de artista entre el concursante y la productora que lo seleccionó al concurrir las notas de ajenidad, dependencia y carácter personalísimo. El concursante actuaba en cierta medida teatralmente ya que adoptaba un rol determinado que se podía prever partiendo de las características de las personas seleccionadas y respondiendo a las personalidad que se había buscado al seleccionarlo, representándose a sí mismo como si de un personaje teatral se tratara.

EL CASO.-

Tras la finalización del contrato con la productora del programa, el participante en un reality presenta demanda en reclamación de cantidad por las diferencias salariales, dietas y derechos de propiedad intelectual. El demandante suscribió un contrato con la productora para participar en un concurso televisivo «casados a primera vista» por el cual se obligaba a intervenir y a participar en el programa autorizando la captación de su imagen en las grabaciones audiovisuales atendiendo en todo momento a las instrucciones de la Dirección del programa. Para regular la relación entre las partes, suscriben un contrato laboral de duración determinada bajo el régimen especial de artistas. El demandante considera que su participación en el programa lo fue en calidad de actor por lo que su relación con la productora estaba sujeta al convenio colectivo estatal regulador de las relaciones laborales entre las productoras de obras audiovisuales y los actores que prestan servicios en ellas.

La demanda es desestimada en primera instancia al entender el juzgado que la relación entre las partes no se pueda calificar de laboral. Además considera que el demandante no participó en una obra audiovisual sino en una grabación para un programa de televisión y que entre las partes se formalizó un contrato de trabajo con la categoría de artista, que no equivale a actor, por lo que no era aplicable el convenio colectivo pretendido.

Difiere de este pronunciamiento el TSJ Madrid, que considera que en la relación entre las partes concurren las notas que configuran el contrato de trabajo:

a) Carácter personalísimo de la prestación.

b) Dependencia, pues el demandante estaba a las órdenes de la productora desde el momento en que se inició la prestación, utilizando en todo momento los medios materiales de la empresa.

c) Ajenidad, en tanto que el demandante percibió la correspondiente remuneración por la actividad desarrollada, estando dirigida su actividad a la consecución por parte de la productora de una ganancia patrimonial acorde con el fin de su actividad.

Por otro lado, aunque en sentido estricto la actividad del demandante no encaje en la definición de artista, si que puede incardinarse en la acepción del diccionario de la RAE según la cual es artista la persona que actúa profesionalmente en un espectáculo teatral, cinematográfico, circense, etc. interpretando ante el público. Aunque la prestación del demandante no puede calificarse como arte, al estar inmerso en un ensayo consistente en la grabación de su actividad cotidiana con otras personas contratadas para el mismo fin, actuaba en cierta medida teatralmente ya que adoptaba un rol determinado porque se podían prever las situaciones que iban a producirse partiendo de las características de las personas seleccionadas y respondiendo a las personalidad que se había buscado al seleccionarlo, representándose a sí mismo como si de un personaje teatral se tratara.

No obstante, el TSJ Madrid no puede entrar a conocer de la reclamación de diferencias salariales al carecer de los datos necesarios para ello. Por ello estima el recurso de suplicación y declara la nulidad de las actuaciones retrotrayéndolas al momento anterior a la sentencia de instancia para que el juzgado de instancia entre a conocer de la reclamación de cantidad al considerar que la relación entre las partes es laboral.

A continuación, exponemos un cuadro con los requisitos de las relaciones laborales por cuenta ajena:

Relación laboral. Requisitos:

​Ajenidad 
Supone la ​prestación de servicios del trabajador por cuenta del empleador.
Indici​os
– puesta a disposición del empresario de los productos elaborados o de los servicios realizados (TS 11-5-09, EDJ 128288);
– adopción por parte del empresario de las decisiones concernientes a las relaciones de mercado o con el público, como fijación de precios o tarifas, selección de clientela, indicación de personas a atender, etc.;
– carácter fijo o periódico de la remuneración del trabajo (TS 18-3-09, EDJ 42682);
– continuidad temporal del trabajo para una sola empresa (TS 29-1-91, EDJ 856)
aplicación de un régimen de dedicación personal que hace imposible en la práctica la oferta de servicios para el mercado (TS 12-4-96, EDJ 2072);
– cálculo de la retribución según criterios que guarden cierta proporción con la actividad prestada, sin el riesgo o ventura propios de la actividad empresarial o del ejercicio libre de las profesiones (TS 9-12-04, EDJ 234947);
– ausencia de participación en los beneficios de la empresa (TSJ Asturias 26-11-10, EDJ 307701);

– profesiones liberales: es indicio de falta de laboralidad percibir la retribución en función de los asuntos en los que ha intervenido, no si la relación laboral se retribuye en función a un parámetro fijo (TS 29-11-10, EDJ 340133).

Dependencia
Supone la realiza​ción de la actividad dentro del ámbito de organización y dirección del empleador.
Indicios
– asistencia al centro o lugar de trabajo designado por el empresario;
– sometimiento a horario;
– desempeño personal del trabajo;
– inserción del trabajador en la organización del trabajo del empresario, que se encarga de programar su actividad;
– ausencia de organización empresarial propia del trabajador.
Retribución​​
– La inexistencia de salario determina la inexistencia de contrato por falta de causa (TS 31-5-90, EDJ 5728);

– La percepción de una retribución sin prestación de servicios no implica la existencia de una relación laboral (TSJ Madrid 20-4-15, EDJ 65181 );

Indicios
 La prestación de servicios remunerada es propia de la relación laboral, cuando concurren los siguientes indicios:

– identidad entre las cantidades percibidas por período de tiempo (TS 22-9-98, EDJ 21903). No impide la naturaleza laboral el hecho de que el cobro se haga a través de una sociedad de la que el trabajador es administrador único (TS 19-2-14, EDJ 57417);
– cantidad percibida independientemente del volumen de trabajo realizado;
– importancia de la retribución anual, independientemente de que en períodos más cortos varíe ostensiblemente;
– existencia de cantidades fijas mínimas, al margen de incrementos por ventas, producción, etc. (TSJ Castilla-La Mancha 14-12-00, EDJ 56415);
– en las realizaciones de obra, los pagos por unidad de tiempo y no a tanto alzado;
realización de servicios becados en los que no se puede apreciar un interés educativo (TSJ Cataluña 13-2-04, EDJ 9349).

Si deseas pedir una cita sobre este u otro aspecto relacionado con el mundo del Derecho del Trabajo, no dudes en contactar con nosotros a fin de pedirnos una cita:

Teléfono 822 178 769
Email info@mborgesabogados.com
O a través del formulario de contacto de nuestra web

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-content/plugins/complianz-gdpr/class-cookie-blocker.php on line 366