DIVORCIO CONTENCIOSO Y CUSTODIA PARA EL PADRE. NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE Y LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

DIVORCIO CONTENCIOSO Y CUSTODIA PARA EL PADRE. NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE Y LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Casi siempre las publicaciones de nuestro post diario suelen ser sobre cuestiones que guardan relación con el derecho laboral. Sin embargo, otra especialidad que toco es la de Derecho de Familia y la semana pasada terminó la primera fase de un procedimiento de dicho ámbito que merece mención.

Destacar, antes de tomar las cosas por donde no son que, con el presente caso, no pretendo decir o insinuar que todas las denuncias por violencia de género son falsas. Nada más lejos de la realidad. Sería absurdo decirlo perteneciendo al turno de oficio de violencia de género y viendo lo que veo en esas guardias. Pero ojo, existir, existen y prueba es este caso.

Es una pena que haya gente que utilice una ley creada para proteger víctimas para sacar provecho y, lo peor, que queden impunes. Personalmente, considero un insulto a todas las víctimas reales de violencia de género, el aprovecharse de la legislación que las protege para sacar provecho en un divorcio, o para, simplemente, vengarse. Tampoco entiendo que lo justifique el hecho de estar enferma la denunciante (como es el caso) pues se hace daño, con ello, a quien no se debe y, de paso, a los menores implicados.

EL CASO: El expediente viene, por así decirlo, heredado, es decir, no fui el abogado que presente la contestación a la demanda: me toco ya hecho esto y con la dificultad añadida de que ya no podía contestar yo, a mi criterio

El caso es que al padre le denuncian por violencia de género y se inicia, como medida previa, el procedimiento de divorcio que, por ley, se sigue también en el juzgado de Violencia contra la mujer. Cuando me contratan me veo con esto y con que mi cliente había estado cuatro meses en prisión por violar orden de alejamiento.

De entrada la papeleta es bastante difícil pero, sin embargo, no es oro todo lo que reluce ya que, tras hablar con mi cliente, de nacionalidad extranjera, igual que su exmujer, hablo con asuntos sociales. Resulta que el padre viola la orden de alejamiento porque la madre dejo al hijo menor, solo en el que era el domicilio familiar, para irse (dejémoslo en irse, luego, en base a otra referencia, verán a que me refiero). El padre acude a buscar al niño y , al poco, se encuentra con la policía.

La cuestión es que la exmujer tenía problemas de adicciones y bastante graves, hasta el punto de que, tras entrar el padre en prisión (narrado en párrafo anterior) la Consejería de Asuntos Sociales inicia un expediente de desamparo debido a ello y a los pocos cuidados que recibe el menor. Esto se soluciona debido a que el padre sale y hay informes de Asuntos sociales favorables a que este con el padre y al peligro que suponía estar con la madre.

También recordaran que se inició por una denuncia de Violencia de Genero. Hubo discusión pero los partes no acusaban lesiones ni parecía que fuera el padre el responsable de lo que se denunciaba. De hecho sale en libertad tras la vista. Si se ve que la madre, debido a la adicción, actúa por impulsos y, en ese momento, interpuso denuncia. Lo que ocasiono la entrada en prisión, a tenor de los informes de Asuntos Sociales, fue que el padre fue a por su hijo dado que estaba solo en el piso y sin comida y había orden de alejamiento (lo que, supone un quebrantamiento de dicha orden. No se alegó el estado de necesidad del menor por quien llevó la defensa en esa vista por juicio rápido (este despacho aun no llevaba la defensa y solo lo hizo de la pieza civil)). Se enteró por un mensaje de la madre y corrió a buscarlo y alguien llamó a la policía (no se sabe) y, lógicamente, el protocolo de Violencia de Género, obliga a iniciar los trámites de divorcio con medidas provisionales, así como a establecer ordenes de alejamientos. Parece ser, de lo que se desprende de dichos informes, que no hubo violencia física demostrable. Si hubo una fuerte discusión pero no había lesiones. También que el juzgado sabía que el menor estaba solo y que el padre acudió a buscarlo y no estaba la madre en el piso.

Como dice el título, lo que de entrada podría parecer un caso de violencia de género, finalmente no lo era, hasta el punto que, puesta dicha información en manos del juzgado y de la representación procesal de la denunciante, acceden a un acuerdo en el que se le da la custodia al padre, pues la madre reconoce que está en un estado psíquico no apto para estar al cuidado de su hijo; custodia y permiso para que el padre vuelva, con el menor, a su país de origen

Afortunadamente tuvo final feliz. La moraleja o, mejor dicho, la síntesis de este post es que no es oro todo lo que reluce y las apariencias engañan y, en todos los casos hay factores, tanto objetivos como subjetivos, que afectan: no hay ningún caso igual a otro, ni en derecho de Familia, ni en derecho Laboral. No se pueden sacar conclusiones como que todos los denunciados por violencia de genero son culpables, ni tampoco que todas las denuncias son falsas y hay casos que, aunque parezcan de una forma, estudiándolos bien y haciendo lo que viene a ser nuestro trabajo, se pueden ver cuestiones que, a simple vista, no afloran.

En estas materias, no todo es blanco o negro. Hay de todo. Respecto a la denunciante, muchas veces son auténticas maltratadas de las que sus casos ponen los pelos de punta; aunque también hay algunas que usan estos procesos como vendetta y no son tantas como dicen algunos, ni tan pocas como dicen otros; por el contrario, de los denunciados, muchos no son unos santos o victimas de denuncias falsas, algunos son seres de libro de patología criminal; sin embargo, otros si son víctimas de un engaño, de una estafa procesal. En resumen, hay de todo, por lo que no se puede hablar tan a la ligera de estos asuntos, sobre todo por respeto a las auténticas víctimas que si merecen las atenciones que, a su servicio, pone la ley. En resumen hay verdaderas casos de violencia de género y, también, de denuncias falsas y seguirán existiendo hasta que no se castigue a cada uno de ellos y, si el profesional que está defendiendo a esa parte que miente, está detrás de esa denuncia falsa, es responsable o corresponsable de ella, que también sea sancionado por ello pues, por nuestra profesión, no podemos hacer eso.

Si deseas hacer una consulta sobre este u otro aspecto relacionado con el mundo del derecho del trabajo no dudes en contactarnos para pedir una cita

Teléfono 822 178 769
Email info@mborgesabogados.com
O a través del formulario de consulta de nuestra web

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-content/plugins/complianz-gdpr/class-cookie-blocker.php on line 366