¿CÓMO TRIBUTA LA INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO?¿DEBO DECLARARLA?

¿CÓMO TRIBUTA LA INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO?¿DEBO DECLARARLA?

La mayoría de las indemnizaciones por despido están exentas de tributación en España si tanto la empresa como el trabajador siguen el procedimiento correspondiente. En la legislación laboral española, se recoge principalmente dos tipos de despidos individuales; objetivos y disciplinarios. Es imprescindible analizar cada despido de manera individual para valorar cuando hay que tributar la indemnización.

Aunque lo analizaremos más adelante en cada tipo de despido, el artículo en el que se recoge la exención de impuestos es el número 7 de la ley 35/2006 en la que se indica en el apartado e) lo siguiente:

Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

El importe de la indemnización exenta a que se refiere esta letra tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros.

A.- INDEMNIZACIÓN EN CASO DE DESPIDO OBJETIVO

La indemnización que le corresponde al trabajador por un despido objetivo es de 20 días por año trabajado con un límite de doce mensualidades. Está indemnización está exenta, salvo que la cuantía supere los 180.000 €, siempre que se cumpla con este límite y con las circunstancias propias, tales como que sea despido objetivo a tenor de lo que expone la Ley, se indemnice con el límite de 12 mensualidades y sea a 20 días por año trabajado. Es más, si el despido objetivo esta mejorado, es de más de 20 días por año, tampoco tributa Hay unas excepciones:

  • Que no se cumplan esos requisitos.
  • Que cobren más de 180.000 € puede que tengan que tributar. En caso de que exceda, sólo se tendrá que tributar la parte que exceda de dicha cantidad. Si no excede, no tributa
  • Si es un despido objetivo mejorado y eso hace que se supere el límite de 180.000 euros

B.- ¿Y SI ME HACEN UN DESPIDO DISCIPLINARIO?

En caso de despido disciplinario, el trabajador no tiene derecho a ningún tipo de indemnización. Solo, si es declarado improcedente, tendrá derecho a la misma, lo que tratamos a continuación.

C.- DESPIDO IMPROCEDENTE.

Por lo tanto en caso de que la empresa quera abonar cualquier indemnización, deberá reconocer la improcedencia del despido en el acto de conciliación, sea este ante el SEMAC, o en sede judicial. Si lo hace sin acudir a una de estas, si tributa. Para no tributar ha de reunir las circunstancias que recoge la ley: que no sea una improcedencia en fraude de ley, que el despido este desmotivado, que se page a razón de lo que, para indemnizaciones por despido, exigen los artículos 55 y 56 LET y normativa concordante

Dicho esto, cuando tributan estas indemnizaciones?

  • Cuando superen los 180.000 euros y en la cuantía que lo supera.
  • Cuando no se hace el reconocimiento dela improcedencia ante SEMAC o Juzgado, o por sentencia. Con la reforma laboral, la empresa dejo de poder hacerlo
  • Cuando se pague por encima de lo que corresponde (más de 33 días por año trabajado, o de 45 días si es un tramo de trabajo anterior al 11de febrero de 2012)

D.- ¿Y SI ME VUELVE A CONTRATAR LA EMPRESA?

El artículo 1 del Reglamento del IRPF establece que la exención de tributación de la indemnización depende de que exista una desvinculación real y efectiva con la empresa.

Se presume, salvo prueba en contrario, que no existe tal desvinculación cuando se vuelve a contratar al trabajador en los tres años siguientes al despido o cese del trabajador, ya sea para la misma empresa o para cualquier empresa del mismo grupo empresarial.

En estos casos, en determinadas ocasiones, hacienda exige la tributación al trabajador en el momento que tiene conocimiento de la reincorporación en la empresa. Esto puede ser sobre la marcha, o en el plazo de cuatro años

E.- ¿CÓMO DEBO DECLARARLA AL HACER LA DECLARACIÓN?

Como hemos comentado en el artículo, en la mayoría de las ocasiones, la indemnización por despido está exenta de tributación. En ese caso, no se debe incluir en ninguna casilla de la tributación.

Si la cuantía de indemnización excede de los 180.000 €, se deberá imputar el exceso como renta del trabajo.

Si desean realizar una consulta sobre este u otro asunto o cuestión relacionada con el derecho del trabajo, no duden en contactarnos:

Teléfono 822 17876

Email info@mborgesabogados.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-includes/functions.php on line 5221

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/mborgesabogados/www/wp-content/plugins/complianz-gdpr/class-cookie-blocker.php on line 366